¿Por qué Jeff Bezos compró el Washington Post?

Jeff Bezos, fundador de Amazon compró el Washington Post por 250 millones de dólares. No fue una operación de la empresa que fundó, lo hizo con su propio dinero, sus propias intenciones y bajo sus propios principios. Asegura que la compra no cambiará los conceptos fundamentales del periódico, que no va a intervenir en las operaciones diarias del medio y que los cambios que vendrán en el futuro se darían independientemente de la compra. Entonces, ¿Por qué Jeff Bezos compró el Washington Post?

Jeff Bezos

POR 

6 DE AGOSTO DE 2013, 16:25
OBTÉN LA EXTENSIÓN PARA GOOGLE CHROME

Antes de explicarlo, algunos datos relevantes que dan contexto a la operación. El Washington Post es uno de los medios tradicionales con mayor reputación y con mayor historia de Estados Unidos. Es un estandarte ejemplar de lo que el periodismo es capaz de hacer y tiene muchísima influencia en altos círculos de poder estadounidenses. Aún así en los últimos seis meses ha perdido 50 millones de dólares y 7% de su circulación, pero sigue siendo uno de los medios con mayor penetración en mercados metropolitanos, una muestra más de su autoridad informativa.

Es justo ahí donde empieza el interés de Bezos en el Washington Post: el peso político y social capaz de alcanzar con un medio de información de altísima reputación que probablemente necesita personas como él para ayudar a marcar el camino de transformación del “old media” al “new media“. Pero sería simplista pensar que los intereses del fundador de Amazon se limitan a la búsqueda de poder informativo o una misión personal por mejorar el estado general de los medios tradicionales. Tampoco es lejano a este tipo de operaciones, en su momento ya invirtió en otro medio (esta vez puramente digital): Business Insider.

Tal vez sus actividades como CEO de Amazon son muy conocidas pero como inversor no tanto: 37 signals,Airbnb y Twitter son tres de las empresas líderes en sus respectivos campos donde ha puesto su dinero. En los tres casos también están compuestos por equipos de personas extremadamente apasionadas con lo que hacen y con lo que quieren construir, justamente el caso de personas como Jason Fried, Kim, Joe Gebbia, Brian Chesky, Nathan Blecharczyk, Jack Dorsey o Ev Williams que son conocidas por si mismas, no solo por su participación en las empresas antes mencionadas sino por su visión de presente y el futuro del uso que le damos a la tecnología para hacer mejor nuestras vidas. Donald Graham, CEO del Washington Post es una de esas personas, siempre descrito como uno de los mayores impulsores de la búsqueda de un mejor futuro para el periodismo. Bezos está construyendo una importantísima red de talento en la cual participa como inversor o dueño de sus respectivas empresas, de la cual se nutre y a la cual ofrece sus puntos de vista y experiencia. Meses atrás Jason Fried describió como es una sesión con él y el altísimo valor de sus consejos.

Los medios de comunicación y el contenido como elemento central del crecimiento de internet

Sumarse al proceso de cambio del periodismo hacia lo digital parece ser el punto caliente de la discusión y los comentarios sobre las motivaciones por las cuales Bezos decidió comprar el Washington Post, pero en mi opinión es una discusión irrelevante que no lleva a ningún lado. De la misma forma en que es estúpido comprar el precio de venta del medio con otras adquisiciones como la de Tumblr. Estamos en una época en que la creación de plataformas o ecosistemas digitales son los que más llaman la atención de inversores, de emprendedores y de los medios especializados. El acto de generar contenido, sobre todo de calidad, pasó de moda, está en segundo plano aunque es uno de los elementos centrales y vitales para el crecimiento y popularización del internet. Las redes sociales, además de fotos y perfiles está llena de personas compartiendo contenido con enfoque cada vez mayor en medios especializados que nacen y viven en internet. Lo se de primera mano pues Hipertextual está viviendo una explosión inmensa de tráfico que proviene no de buscadores, sino de personas que comparten nuestro contenido entre sus círculos sociales que también crecen cada vez más.

Es importantísimo, de hecho es es vital la existencia de medios de alta reputación como el Washington Post en un futuro donde todos los medios de información viven online, tanto como lo es el crecimiento de medios nuevos que aporten al ecosistema de información y generación de contenidos. Una cosa no está peleada con la otra y de hecho, en muchos sentidos, se complementan y se alimentan. Sí, Bezos sabe bastante de distribución digital de contenidos con toda la experiencia obtenida con el Kindle, pero hay mucho más atrás. La visión que tiene acerca de los negocios y cómo la calidad detrás del producto es el mayor impulsor para una empresa. Una idea que se ha olvidado en la gran mayoría de los medios de comunicación tradicionales que han optado por toda clase de tácticas torcidas para aumentar lectores y tratar de incrementar levemente sus márgenes de ganancias.

La influencia y el peso de marca que tiene el Washigton Post es sumamente importante no solo para el futuro del periodismo (que también está cambiando radicalmente, aunque es tema para otro artículo) pero es importante para el futuro de la calidad intrínseca del contenido en internet.

Chris Huges (co-fundador de Facebook que salió de la empresa para adquirir otro medio, The New Republic)comparte esta visión de la compra del Washington Post:

Aunque nadie ha encontrado la fórmula que regresará a los medios tradicionales a un plano de ganancias monetarias, creo que Bezos entiende un concepto antiguo: las marcas valen. La magia de instituciones como el Post o The New Republic es su historia, que son paralelas a la historia americana. En muchos casos han hecho historia por medio de su actividad periodística. Ningún dueño puede hacer a un lado ese legado, independientemente de sus aventuras con otras startups. De hecho esas marcas valen mucho más ahora que cuando el abuelo de Donald Graham compró el Washington Post hace 100 años.

En épocas donde algunos directivos de nuevos medios digitales parecen darle importancia únicamente a la cantidad de páginas vistas, usuarios únicos o buscan construir pseudo-imperios de compuesto por decenas o inclusive centenas de webs o blogs están adoptando una filosofía –y por lo tanto– un modelo de negocio basado en la cantidadno de calidad, perdiendo de vista cosas de mayor importancia: el peso de una marca, la influencia de un medio y el valor social que adquiere dentro de un grupo objetivo de personas.

Esperemos que las filosofías de directivos de éxito como Jeff Bezos comprando medios tan importantes como elWashington Post arroje nuevas pistas en el largo camino de éxito de un medio, ya sea digital, tradicional, de nicho o generalista.

vía alt1040

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s