1) El intercambio de información a través de internet será ubicuo, invisible, como la electricidad.

2)  La conectividad de Internet será global, potenciando las relaciones entre las personas de cualquier lugar y aumentando su nivel cultural.

3) La internet de las cosas, la inteligencia artificial, el big data, nos harán más conscientes del mundo en que vivimos y  de nuestro propio comportamiento, potencialidades, limitaciones, etc.  Surgen escenarios de lo que podríamos denominar “comportamiento editable”, sin duda novedosos para un ser humano crecientemente más poderoso.

4) La realidad aumentada y los dispositivos “vestibles” ayudarán a la monitorización y feedback de comportamientos cotidianos. En el ámbito de la salud el tema tendrá especial relevancia.

5) Las TEP (Tecnologías para el empoderamiento y la participación) irán tomando relevancia, favoreciendo la implicación política y los cambios pacíficos.  Se trata de sociedades más transparentes para todos, lo cual puede generar problemas de privacidad para los ciudadanos pero a la vez facilitar la denuncia de distintos tipos de corrupción económica que antes hubiesen pasado desapercibidos. La pérdida de confianza hacia los/as corruptos será creciente, lo cual también puede significar un cambio hacia sistemas más transparentes, honestos y participativos.

6) La Ubernet difumina los límites políticos o socio económicos tradicionales, equipando al ser humano para crear los sensores, los flujos, la habilidad para reconocer patrones, para identificar causas y actuar según el insight adquirido, no sólo a nivel individual sino también trabajando de forma colaborativa en todo el mundo. Problemas globales como el cambio climático, el control de enfermedades, la conservación del agua o la nutrición, desde la mejora del sistema inmunitario de determinadas poblaciones a la prevención del problema de la obesidad, pueden llegar a solucionarse gracias los nuevos superpoderes individuales y colectivos.

7) Pueden aparecer varios tipos de Internet, con accesos, sistemas y principios diferenciados.

8) También en un sentido TAC (Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento), Internet supone la ampliación, la democratización de la educación a cualquier lugar del mundo.

9) Cuantas más son las posibilidades de la sociedad conectada, más son también los riesgos de quedar descolgado de esta. En este sentido debemos estar alerta. Intervengo este próximo viernes sobre el tema (Digital Discrimination and Social Networks International Conference) en Barcelona y dejaré claro que debemos profundizar en la atención al desarrollo de las competencias TIC, TAC y TEP para toda la población.

10) Internet puede amplificar lo peor del ser humano, pudiendo aumentar también cosas como el abuso, formas de crimen organizado, spam, etc. Creo, sin embargo, que la capacidad de adaptación del ser humano al medio, el hecho de que la experiencia de conectividad nos cambia e imprime valores positivos, puede desdibujar y volver mucho más positivo este escenario. Desde luego la educación en valores asociados a nuevas situaciones en lo digital, en escuelas y también en la familia,  será esencial.

Puede entenderse lo anterior a partir del ejemplo de la idea de Inteligencia colectiva vs. dictadura de las masas. Siempre y cuando seamos conscientes de los sesgos a los que la presión de los grupos puede conducirnos, su abundancia actual tenderá a la inteligencia, a encontrar soluciones nuevas e interesantes para los problemas que aquejan a la humanidad. Espíritu crítico, responsabilidad, potenciación de la individualidad y otros elementos de lo que hemos llamado antes “Educación de la participación”,  serán elementos que trabajarán en el sentido positivo.

Sobre individualidad algunas teorías afirman que internet uniformiza los iconos culturales entre lugares lejanos. Creo, sin embargo, que son muchas las tendencias, desde la educación (léase El elemento de Ken Robinson) a los iconos de la cultura pop actual (Lady Gaga, por ejemplo), que trabajan en el sentido de que ha llegado la era, para el ser humano, de ser relevante en la sociedad a través de lo que le hace distinto. La posibilidad de tener contacto e incluso pertenecer a múltiples y diversas comunidades online facilita este movimiento hacia el desarrollo de los talentos individuales.

11) Vivimos en la sociedad de la transparencia, se habla incluso de Big data personal, así que resulta incuestionable que la privacidad no va a vivir en los próximos años su mejor momento. Las nuevas  brechas podrían ser, de hecho,  de espíritu crítico y de las competencias necesarias para mantener nuestra privacidad en la red. Solamente los más formados sabrán hacerlo.

Acecha también la sociedad del control. En un escenario aumentado también en amenazas, es probable que renunciemos cada vez en mayor medida a ciertas cuotas de libertad y privacidad a cambio de la seguridad que nos ofrezcan los gobiernos.

http://www.dreig.eu/caparazon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s